Accesos rápidos


Publicidad



Rincón de lectura con lámpara de pie

Ahorra en casa con hábitos sostenibles

Recorremos toda la casa, desde la cocina hasta el salón, en busca de los hábitos sostenibles que te harán ahorrar más energía y agua. Son gestos fáciles que, al final, sí que cuentan. ¡Lo notarás!

 

En el salón, aísla las ventanas

Instala ventanas o cerramientos con sistemas de doble o triple acristalamiento y rotura de puente térmico que reducen a la mitad las pérdidas térmicas, y perfilerías de PVC, que eviten la condensación y el paso del frío o del calor al interior. Los vidrios de control solar atenúan el calor y reducen el uso de aire acondicionado. Equipa las persianas y cortinas con automatismos que se activen con la luz del sol para mejorar el aislamiento.

 

Al calor de las telas

Cortinas. Abriga el salón con cortinas dobles y tejidos gruesos, como el lino rústico, que aíslan del frío en invierno.

Alfombras. Las de lana son aislantes térmicos.

Cojines. Encárgalos reversibles, con un lado más cálido para el invierno.

 

Iluminación: más ingenio y menos energía

Toma nota de estos consejos y consumirás hasta un 15% menos de energía eléctrica. Utiliza la iluminación puntual frente a la indirecta, que consume mucho más. Sustituye las bombillas por modelos de bajo consumo o leds. Su duración mínima es de 35.000 horas, lo que ahorra un 80% de energía. Los reguladores o dimmers ajustan la intensidad de la luz: un dimmer al 90% supone una reducción del 10% de energía. Con los detectores de presencia, ahorrarás hasta un 60%.

 

Dormitorios, cuestión de temperatura

La temperatura óptima de un dormitorio son 17ºC. Por cada grado que sube, el consumo aumenta un 8%. Instala termostatos programables que ajusten la temperatura ambiental y que te permitan fijar la hora de encedido y apagado según las condiciones de tu casa. Se calcula que se ahorra hasta un 13% de energía. Ventila la habitación lo indispensable (bastan diez minutos) y baja la temperatura de la calefacción por la noche. Si vives en zonas templadas, opta por la bomba de calor, que alcanzará rápidamente la temperatura deseada, reduciendo un 50% el consumo total.

 

En el baño: la clave está en las griferías

Renueva la grifería con monomandos que reducen el consumo hasta en un 65% o termostáticos que ahorran unos 80.000 litros al año, y consumen un 17% menos de energía. Ajusta el tiempo con grifos temporizadores que se cierran y abren automáticamente, y economiza un 40% de agua, o con los presenciales, que reducen el consumo hasta un 70%. Instala sistemas de doble descarga en el inodoro, que solo gastan de 3 a 6 litros. Consumirás 13.000 litros menos de agua al año. No te olvides de los reductores de caudal, reducirás el consumo en un 60%.

  

Tres hábitos que importan

Con estos tres gestos puedes ahorrar 30.000 litros de agua al año.

Dúchate en lugar de utilizar la bañera. Ahorro: de 50 a 70 litros por una ducha diaria.

Cierra el grifo al lavarte los dientes. Ahorro: 20 litros.

Inodoro. Evita vaciarlo con papeles o pequeños objetos. Ahorro: de 6 a 18 litros.

 

Para la cocina, electrodomésticos con la letra A

Reduce el consumo con electrodomésticos de bajo consumo y con eficiencia A +, A ++ y A+++. Ahorrarás hasta un 60% de energía y 600 € durante su vida útil. Vigila el termostato del frigorífico. Mantenlo alejado de fuentesdecalor (ahorro de un 15%) y a una temperatura de 6º y el congelador a –18º. Por cada grado que se baje, su consumo aumentará un 5% el gasto. Elige secadoras con control electrónico que te permitirá verificar mejor el gasto. Utiliza programas cortos y a baja temperatura en lavavajillas y lavadora, siempre a carga completa. Conseguirás un 50% de ahorro.

 

Guerra a los vampiros

Stand-by. Si apagas los aparatos con el mando a distancia y los dejas con el piloto encendido encarecerás la factura de la luz hasta un 16%.

Los más pequeños. Controla el uso de la plancha, microondas, cafetera y batidora. Consumen mucha energía (más de 100 kw/mes).

 

Sistemas de cocción más eficientes y sostenibles

¿Sabías que las ollas a presión consumen un 30% menos de energía? Gracias a sus propiedades de acumulación de calor ganarás en rapidez de cocción y consumirás menos energía.

Cocina al vapor. Es saludable, optimizarás agua y gastarás un 25% menos de fuente de calor.

Si eliges encimeras de inducción en lugar de la vitrocerámica tradicional, también reducirás tu gasto en un 45%. En la vitrocerámica aprovecha el calor residual y apaga el fuego 5 minutos antes de que la comida esté lista.

Y cocina siempre con menaje de fondo difusor.

 

¿Qué consejo te parece más importante? Destácalo en los Comentarios de este artículo.

 

Publicidad


¡Me encanta! ¡Quiero compartir!

3 Comentarios

  1. Hola¡ Me ha parecido muy interesante el hecho de que los pequeños electrodomésticos como la plancha consumieran mucha energia. No tenia ni idea. Gracias por vuestros consejos.

    opal - 23/01/2013

    ¡Me gusta! (0 votos)
  2. Me gustó los sistemas de cocción, debido a que cocino mucho, gracias

    arena22 - 16/01/2013

    ¡Me gusta! (1 votos)
  3. Me gustó los sistemas de cocción, debido a que cocino mucho, gracias

    arena22 - 16/01/2013

    ¡Me gusta! (0 votos)

Para opinar, debes identificarte o registrarte ¡Gracias!

Identifícate, por favor. ¡Hazte de El Mueble!¡Regístrate!.


¡Ups! Para participar, debes estar registrado

Identifícate, por favor. ¡Hazte de El Mueble! ¡Regístrate!

Otros artículos que te interesarán


La web en Twitter